Entradas

¿Crees en ti y en tus posibilidades?

 

A mediados del pasado mes de julio realizamos un nuevo ciclo de talleres, en esta ocasión en la ciudad de Vigo y en colaboración con el Ayuntamiento. Cuatro talleres impartidos en dos días, centrados en el autoconocimiento y marca profesional, la gestión de los miedos, la negociación y la comunicación.

 

Cartel ciclo talleres en Vigo

 

El objetivo de este ciclo de talleres era ayudar a desempleados a que pudieran conocer mejor cómo ponerse en valor y reforzar la confianza en sí mismos para decidir su futuro laboral, todo ello a través de un proceso de crecimiento profesional.

Hace poco un amigo me preguntaba, “¿pero la gente necesita orientación para hacer un currículum?”. Por desgracia sí que es necesario, en esta época de crisis y grandes cambios que estamos viviendo, muchas personas han perdido la confianza en sí mismos y en sus posibilidades, por lo que, en demasiadas ocasiones, no saben cómo ponerse en valor y destacar su capacidad profesional.

Ponerse en valor, algo que podría considerarse sencillo pero que, desgraciadamente, no lo es. Tendemos a infravalorarnos, no vemos la importancia de nuestra experiencia y del valor de nuestro trabajo realizado, de nuestros talentos y habilidades. Algo que cercano y que podría ser obvio pero que nos suele resultar difícil de ver.

Muy curioso era escuchar, cuando les invitábamos a presentarse y decir a qué se dedicaban, que lo primero que decían de ellos era “soy parado”. No, no eres parado, eres un profesional con un valor único, aunque en estos momentos te encuentras en una situación temporal atípica, en búsqueda activa de un nuevo proyecto laboral.

Otra cosa curiosa era comprobar el talento existente entre los participantes y, sin embargo, el poco valor que se concedían.

Por ejemplo, una de las participantes, decía en su elevator pitch, que se dedicaba a la enseñanza pero quería dedicarse a la traducción, sin embargo no hacía mención de que hablaba, además de castellano y gallego como lenguas maternas, otros cuatro idiomas: inglés, alemán, francés e italiano; mostrando también tener muy buenos conocimientos de comunicación.

Otro de los participantes, un diseñador gráfico, inició su exposición muy bajo de ánimo, sin comentar que le habían otorgado varios premios, algo que pudimos comprobar al comentar que podíamos seguirle en varias redes sociales, en las que pudimos comprobar su extraordinario talento.

En definitiva, desánimo y falta de confianza inicial, que tornó al término de los talleres en un cambio radical de los participantes, ganando confianza en sí mismos y en sus posibilidades.

Alguna de las frases que los participantes incluyeron en el cuestionario de calidad, ayudan a entender las necesidades que tenían y los aprendizajes que consiguieron en los talleres:

  • Ser un curso diferente e inesperado.
  • Creer en ti ayuda a superar tus miedos, mejorar tu autoestima y conseguir tus objetivos.
  • Superar los miedos y el autoconocimiento son los dos factores clave para provocar el cambio.
  • Aprender a valorarme e intentar superar mis miedos.
  • Mejorar la autoestima para el desarrollo profesional.
  • Mantener el enfoque, no permitir que mis miedos me desvíen del camino que quiero seguir.
  • Intentar focalizar miedos, superarlos y aprender de ellos.
  • Creer más en uno mismo.
  • Desarrollar y trabajar el amor propio.
  • Dos elementos en la comunicación son la marca personal y el elevator pitch, es más sencillo causar una buena impresión si todos los detalles están estudiados.
  • El poder de la seducción, la actitud positiva, la manera de comunicar son esenciales a la hora de una negociación o entrevista.
  • Me ha hecho reflexionar sobre mis fortalezas y aspectos que debo mejorar.
  • La comunicación entre todos. El valor que tenemos como personas y profesionales.

 

Al término de los talleres, quedamos tremendamente satisfechos por el trabajo realizado y por los resultados, tanto por las buenas calificaciones obtenidas como por los comentarios de agradecimiento de los participantes:

 

“Un placer conocer a personas que ayudan a crecer a las personas”

 

Encantados por ver la transformación de las personas que asistieron al ciclo “Cree en ti, Créate y Crea tu futuro”, de ver las condiciones en las que llegaron y de la motivación y fe en sí mismos con la que se fueron, de ver como caras tristes y desanimadas se convirtieron en grandes sonrisas y ganas renovadas para seguir trabajando por su futuro.

Dar las gracias nuevamente a los asistentes por su participación y por sus palabras. Una razón más que nos motiva a seguir trabajando con entusiasmo.

 

“El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él“. Miguel de Unamuno

 

 

Y tú que opinas,

  • ¿Te has visto afectado por la crisis?
  • ¿Te cuesta ponerte en valor como profesional?
  • ¿Eres consciente de todo tu potencial?
  • ¿Crees que si mejoras la confianza en ti mismo puedes mejorar tu futuro como profesional?

 

Te invito a compartir tus ideas en los comentarios y si te ha gustado el artículo, no lo dudes, ¡compártelo!

Muchas gracias :)

#tucreastufuturo

 

Angel Partida

Emprendedor, formador, impulsor del talento y generador de ideas

Marca Profesional, Redes Sociales, Mastermind Groups

 

¿Es posible emprender?

 

Con los tiempos que corren… ¿es posible emprender? Esta es la pregunta que me surgió cuando me vi afectado por un ERE en la última empresa en la que estaba trabajando.

 

Imagen posible o imposible emprender

 

En mi vida laboral por cuenta ajena, he pasado por tres grandes empresas, de las que se pueden considerar “en las que te jubilas”, es decir, que “aparentemente” ofrecen una cierta seguridad. Tras dos contratos fin de obra en las dos primeras empresas, conseguí firmar un contrato indefinido, algo que “aparentemente” me ofrecía estabilidad. Estabilidad que acabó 9 años después con el mencionado ERE.

Vista mi trayectoria laboral de más de 12 años, me planteé cómo podía aprovechar mi experiencia para ofrecer al mercado algo de forma independiente, es decir, como autónomo o freelance (que parece que suena más profesional), en lugar de buscar de nuevo un “trabajo estable y seguro”.

Comentarios que escuchaba cuando hablaba de emprender un proyecto… ¿con la que está cayendo? ¿Mejor busca algo seguro?… ¿Más “seguro” que lo que había tenido?

 

“Un hombre con una idea es un loco hasta que triunfa”. Mark Twain

 

Así que comencé a investigar sobre el emprendimiento. Me hablaron de una conferencia sobre emprendimiento y me decidí a ir. Lo mejor que pude hacer, nada más entrar en el auditorio me sorprendió ver la cantidad de personas interesadas en el tema, más de 40, por lo que me sentí menos “bicho raro”. Cuando finalizó la conferencia y después de haber hablado con varios de los asistentes y escuchar sus ideas, me fui con la idea de que era posible emprender… y ¿por qué no?

Así que comencé a definir la idea, a analizarme como profesional (mi experiencia, mi conocimiento, mis talentos, mis habilidades y mis logros) y a ver qué podía ofrecer como profesional. También busqué como formarme para emprender e hice un programa de formación para emprendedores, donde aprendí herramientas, desarrollé habilidades y lo más importante, gracias a la formación mi mente se abrió y comencé a ver oportunidades en vez de problemas.

 

“Si sabes por qué quieres hacer las cosas y para qué, el cómo aparecerá”

 

Sin duda, lo que al principio veía como problemas (no sabía cómo avanzar, cómo conseguir mis objetivos,…), cuando tuve claro ese por qué y para qué, el cómo se hizo visible, ya no existían las dificultades, pasaron a ser retos que se podían superar y poco a poco mi proyecto comenzó a coger forma.

 

Emprender no es fácil… pero es posible

No digo que el emprendimiento sea un camino de rosas, todo lo contrario, es muy difícil. El 95% de los proyectos fracasa antes de los 5 años, es decir, solo el 5% de los proyectos consigue salir adelante.

Emprender supone mucho trabajo, no existen fiestas ni fines de semana, ni horarios. Sin embargo, para mí, es muy gratificante poder hacer lo que te gusta, lo que te apasiona, crear y avanzar, es más, es  adictivo, cada vez tengo más ideas y nuevos proyectos. Disfruto haciendo lo que me gusta. Pero no todo es satisfactorio, es un camino duro, muy duro, pero que, a menos para mí, merece la pena.

Así que si tienes una idea, analízala, desarróllala y atrévete, mejor intentarlo y no conseguirlo que no hacer nada, arrepentirte y quedarte con la duda de “qué hubiera pasado si”.

 

“El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta”. Charles Dickens

 

Ahora es tu turno

  • ¿Has vivido algo similar?
  • ¿Tienes un proyecto para emprender?
  • ¿Te ilusiona tu idea?
  • ¿Cuál es tu pasión?

 

Te invito a compartir tus ideas en los comentarios y si te ha gustado el artículo, no lo dudes, ¡compártelo!

Muchas gracias :)

#tucreastufuturo

 

Angel Partida

Emprendedor, formador, impulsor del talento y generador de ideas

Marca Profesional, Redes Sociales, Mastermind Groups