¿Es posible emprender?

 

Con los tiempos que corren… ¿es posible emprender? Esta es la pregunta que me surgió cuando me vi afectado por un ERE en la última empresa en la que estaba trabajando.

 

Imagen posible o imposible emprender

 

En mi vida laboral por cuenta ajena, he pasado por tres grandes empresas, de las que se pueden considerar “en las que te jubilas”, es decir, que “aparentemente” ofrecen una cierta seguridad. Tras dos contratos fin de obra en las dos primeras empresas, conseguí firmar un contrato indefinido, algo que “aparentemente” me ofrecía estabilidad. Estabilidad que acabó 9 años después con el mencionado ERE.

Vista mi trayectoria laboral de más de 12 años, me planteé cómo podía aprovechar mi experiencia para ofrecer al mercado algo de forma independiente, es decir, como autónomo o freelance (que parece que suena más profesional), en lugar de buscar de nuevo un “trabajo estable y seguro”.

Comentarios que escuchaba cuando hablaba de emprender un proyecto… ¿con la que está cayendo? ¿Mejor busca algo seguro?… ¿Más “seguro” que lo que había tenido?

 

“Un hombre con una idea es un loco hasta que triunfa”. Mark Twain

 

Así que comencé a investigar sobre el emprendimiento. Me hablaron de una conferencia sobre emprendimiento y me decidí a ir. Lo mejor que pude hacer, nada más entrar en el auditorio me sorprendió ver la cantidad de personas interesadas en el tema, más de 40, por lo que me sentí menos “bicho raro”. Cuando finalizó la conferencia y después de haber hablado con varios de los asistentes y escuchar sus ideas, me fui con la idea de que era posible emprender… y ¿por qué no?

Así que comencé a definir la idea, a analizarme como profesional (mi experiencia, mi conocimiento, mis talentos, mis habilidades y mis logros) y a ver qué podía ofrecer como profesional. También busqué como formarme para emprender e hice un programa de formación para emprendedores, donde aprendí herramientas, desarrollé habilidades y lo más importante, gracias a la formación mi mente se abrió y comencé a ver oportunidades en vez de problemas.

 

“Si sabes por qué quieres hacer las cosas y para qué, el cómo aparecerá”

 

Sin duda, lo que al principio veía como problemas (no sabía cómo avanzar, cómo conseguir mis objetivos,…), cuando tuve claro ese por qué y para qué, el cómo se hizo visible, ya no existían las dificultades, pasaron a ser retos que se podían superar y poco a poco mi proyecto comenzó a coger forma.

 

Emprender no es fácil… pero es posible

No digo que el emprendimiento sea un camino de rosas, todo lo contrario, es muy difícil. El 95% de los proyectos fracasa antes de los 5 años, es decir, solo el 5% de los proyectos consigue salir adelante.

Emprender supone mucho trabajo, no existen fiestas ni fines de semana, ni horarios. Sin embargo, para mí, es muy gratificante poder hacer lo que te gusta, lo que te apasiona, crear y avanzar, es más, es  adictivo, cada vez tengo más ideas y nuevos proyectos. Disfruto haciendo lo que me gusta. Pero no todo es satisfactorio, es un camino duro, muy duro, pero que, a menos para mí, merece la pena.

Así que si tienes una idea, analízala, desarróllala y atrévete, mejor intentarlo y no conseguirlo que no hacer nada, arrepentirte y quedarte con la duda de “qué hubiera pasado si”.

 

“El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta”. Charles Dickens

 

Ahora es tu turno

  • ¿Has vivido algo similar?
  • ¿Tienes un proyecto para emprender?
  • ¿Te ilusiona tu idea?
  • ¿Cuál es tu pasión?

 

Te invito a compartir tus ideas en los comentarios y si te ha gustado el artículo, no lo dudes, ¡compártelo!

Muchas gracias :)

#tucreastufuturo

 

Angel Partida

Emprendedor, formador, impulsor del talento y generador de ideas

Marca Profesional, Redes Sociales, Mastermind Groups

 

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone